Saltear al contenido principal
630 643 924 / 676 531 656 info@larodaproduccions.com

La Princesa y el guisante

Para saber si una princesa lo es de verdad se la invitará a dormir en una cama de siete colchones, debajo de los cuales se colocará un guisante. Si nota molestia por la pequeña legumbre será, indudablemente, digna de matrimonio.

La princesa y el guisante consigue que toda la corte vaya loca. Mientras tanto, un príncipe que se enamora y una princesa que aún no sabe que está a punto de enamorarse. Y unos reyes que buscan pero no encuentran, y un matrimonio que ya ha sido concertado. ¿O tal vez no? En palacio, todo está por hacer y todo es posible.

TEXTO Y DIRECCIÓN: Dani Cherta
MÚSICA ORIGINAL Y LETRA: Keco Pujol
ESCENOGRAFÍA: Roger Orra
VESTUARIO: Antonio Harillo
COREOGRAFÍA: Jordi González
AUDIOVISUAL E ILUMINACIÓN: Ramsés Moraleda
DISEÑO GRÁFICO: Ingenia Creativos
AYUDANTES DE DIRECCIÓN: David Achell y Brugués Faura 
REPARTO: Roser Colillas, Anna Ventura, Ivan Padilla, Jordi González y Magda Puig

El triunfo del amor
La princesa y el guisante es, por encima de todo, una historia sobre el triunfo del amor. Pero éste no es sólo un cuento de príncipes y de princesas. El último espectáculo de La Roda es un grito de esperanza a favor de la tenacidad, la esperanza y los deseos. Una rebelión pacífica y razonada contra las injusticias sociales; una revisión del papel de las instituciones y las clases sociales donde solamente las personas buenas pueden resultar vencedoras.

Una comedia tradicional

Una comedia de equívocos e inequívocos donde nada es lo que parece y todo es posible. Donde un simple guisante hace enloquecer a toda una corte poniendo de manifiesto la absurdidad de algunas leyendas y la simplicidad de quien las siguen. 

Todo está por hacer, todo es posible
La princesa y el guisante, pone en valor el papel de la mujer como absoluta propietaria de sus propias decisiones. Un montaje que hace reflexionar al espectador –pequeño o grande– sobre la necesidad de perseguir los sueños y ser capaz de luchar contra lo que está predeterminado. Porque todo está por hacer y todo es posible…
Volver arriba